La Comunidad Bernabé es una comunidad de alianza en proceso de consolidación.  Nos une el amor en Cristo con lazos de hermandad y su Espíritu Santo nos suscita la misión de evangelizar y compartir con otros lo que Jesús ha hecho en nuestras vidas.

Somos comunidad porque no queremos caminar solos. “Hay de aquel que camina solo, que no tiene quien lo levante.” Eclesiastés 4:10

Nuestro anhelo es ser como las primeras comunidades cristianas: “Todos los creyentes vivían unidos, acudían al Templo con perseverancia y un mismo espíritu, alababan a Dios, partían el pan por las casas, vivían con alegría y sencillez” Hechos 2, 44-47

Nuestra intención no es vivir bajo el mismo techo, sino crecer en familia.
Es en la Comunidad y a través de ella como cada familia se ve fortalecida e impulsada en su vocación cristiana.

Nos sentimos identificados con la figura de San Bernabé, ese hombre lleno de Espíritu y Fe (Hch. 11,24) que fue un modelo de vida para los primeros cristianos. Era un apóstol que transmitía paz y consuelo. Gracias a su forma de ser, pudo no solo integrar a Saulo a la comunidad cristiana sino también mucha gente se agregara al Señor y les exhortaba a permanecer con corazón firme, unidos al Señor. (Hch. 11,23).

Gracias al tiempo de discipulado de San Bernabé sobre San Pablo en Antioquía, se nos llamó por primera vez cristianos. (Hch. 11,263). Gracias al discipulado de San Bernabé sobre Juan Marcos, recibimos el primer evangelio.

Queremos ser como San Bernabé, queremos ayudar a otros a descubrir el plan de DIOS para sus vidas, acompañandoles a descubrir sus dones y carismas para compartirlo con los demás.